El trabajo de Systemic Coaching Constellation se lleva a cabo en un grupo. En una conversación preliminar centrada en la solución, el coach y el cliente definen cuáles aspectos de la cuestión son esenciales para alcanzar objetivo deseado.

Como siguiente paso, la estructura del problema se ilustra con la ayuda de representantes seleccionados: 

El cliente elige representantes para los componentes de su tema, y los coloca de forma intuitiva en diferentes lugares de la habitación.

La retroalimentacón de lo que los representantes perciben en relación con los demás ilustra la dinámica y las interdependencias del sistema subyacente.

Para respetar la confidencialidad de los clientes, tanto la conversación centrada en la solución, así como la misma constelación, pueden ser llevada a cabo "a ciegas", sin revelar ningún detalle de la situación del cliente.