El trabajo de Systemic Coaching Constellations está basado en el hecho de que tras toda relación – sea entre las personas, dentro de las organizaciones, dentro de los equipos – existen sistemas complejos con su propia dinámica.

El tema del cliente se representa en la sala con gente como representantes de los componentes del tema. Como siguiente paso, el problema se analiza con respecto a sus estructuras más profundas.

El objetivo es reconocer y aclarar las interacciones dentro del sistema y, usando esta información en particular, ofrecer nuevas y efectivas opciones de comportamiento al cliente.

Las constelaciones estructurales en el ámbito de Systemic Coaching Constellations complementan eficazmente al coaching sistémico y al coaching centrado en soluciones, y contribuyen en gran medida a la solución de los problemas profesionales y personales.